Un Tachirense era el Presidente cuando la 2da Guerra Mundial toco a Venezuela - Copiar - #Tochadasnetve

Vaya al Contenido

Menu Principal:

HISTOCHADAS
 


En febrero de 1942 un tanquero venezolano fue hundido por submarinos alemanes mientras se dirigía a Curazao. Perecieron varios de sus tripulantes. Inesperadamente, la Guerra mundial había llegado al Caribe.  Demos una mirada a los antecedentes.
El 7 de diciembre de 1941, según lo dijo entonces Franklin Roosevelt "perdurará en la historia como el día de la infamia." El ataque sorpresivo de Japón destruyó las fuerzas armadas de Estados Unidos estacionadas en Pearl Harbor. Japón y Estados Unidos no sólo mantenían relaciones normales sino que, por solicitud del primero, adelantaba conversaciones con el gobierno del emperador para preservar la paz en el Océano Pacífico.

El Presidente de EE.UU. fue claro y preciso al informar  a los estadounidenses que los japoneses habían reiterado sus expectativas de paz, tratando de engañarlos para ganar tiempo. El ataque fue devastador. Cientos de soldados muertos e innumerables naves y aviones destruidos fue el balance. Pero más allá de las pérdidas militares, fue el oprobio de la agresión y la sorpresa. Los japoneses se supusieron tan poderosos que el mismo día atacaron diversos países en Asia. Así, Japón forzó  la entrada de Estados Unidos al conflicto. Roosevelt decidió ir a la guerra, y prometió ganarla. Ese fue uno de sus grandes momentos. Los países de América Latina que habían permanecido al margen de la conflagración, Venezuela entre ellos, expresaron de inmediato su solidaridad.
Apenas dos días después, el 9 de diciembre, el Presidente Isaías Medina Angarita le envió un mensaje de respaldo al Presidente Roosevelt, y en una alocución a los venezolanos definió la posición de su Gobierno en esos términos: "La serie de graves sucesos internacionales que se vienen sucediendo con pavorosa extensión e intensidad acaba de culminar con la agresión llevada a efecto contra los Estados Unidos de América por el Imperio del Japón; agresión que Venezuela condena en nombre de postulados que han sido siempre suyos, en virtud de pacto solemnes que la hacen solidaria de todas y cada una de las naciones del Continente, y que la llevan a colocarse con viva sinceridad, al lado de Estados Unidos."
Sin declararle la guerra a la nación del norte, Adolfo Hitler instruyó a sus comandantes navales "atacar sus barcos, incluso, dentro de la Zona de Seguridad Panamericana en el Atlántico occidental." El 11 de diciembre, Alemania le declaró la guerra a Estados Unidos. Entre tanto, la producción de petróleo venezolano había alcanzado en 1941 una cifra récord: 228 millones de barriles. Quizás por eso, el ataque japonés a Pearl Harbor "trajo la guerra a Venezuela".
La noche del 14 de febrero de 1942, mientras hacían su travesía desde el Lago de Maracaibo hasta las refinerías de Aruba y Curazao, siete tanqueros, entre ellos el venezolano "Monagas", fueron torpedeados por submarinos alemanes al tiempo que lanzaban cohetes contra las refinerías de esas islas. La guerra ya estaba en el mar Caribe.

Es evidente que a partir de la Segunda Guerra Mundial, el petróleo venezolano adquirió una importancia vital para los aliados que, gracias a él, pudieron derrotar al eje bélico. Sin el petróleo venezolano esta guerra jamás hubiera sido ganada por los aliados ni por Estados Unidos.

Fuente: Simón Alberto Consalvi


 
 
 
 
Regreso al contenido | Regreso al menu principal