La Vuelta en Trompo a Borotá-patrimonio cultural del estado Táchira - #Tochadasnetve

Vaya al Contenido

Menu Principal:

TACHIRENSIDAD
 


Todo nace a raíz de un clásico que se realiza en Palmira por el año de 1969, y a partir de eso quedó la espinita, el gusanito de hacerlo en Borotá… Donde para la época ya se le realizaban las recochas o caimanera, términos pertinente a eventos deportivos.
Cada Semana Santa la población del municipio Lobatera el Sábado de Gloria a partir de las 2 p.m recibe a propios y visitantes para uno de sus eventos más importantes: La Vuelta en Trompo a Borotá, una tradición que ha sido heredada en familia y que desde el 5 de abril de 1.971 se han mantenido vigente para el disfrute de chicos y grandes.
En la primera edición cuando se desarrolló la actividad participaron 20 personas el cual se cobraban 2 bs. El fundador de tan pintoresco juego fue Nelso José Chacón quien fungió como anotador. Había también quienes participaron preparando alimentos, repartiendo bebidas y haciendo de esto una especie de fiesta en el pueblo.
La tradición se mantiene y el "sancochado", quien es la persona que arroja el trompo más lejos de la meta, sigue siendo castigado. Lo sientan o acuestan en una camilla y le dan miche o aguardiente. No se podrá levantar de ahí hasta que otro se equivoque. En sus inicios, empleaban una carretilla para transportar a los sancochados.
La comunicadora Mérida Vanessa Mota, narra que los participantes hacen una ruta establecida y van recorriendo al pueblo a punta de trompo. "Se organizan en equipos y prácticamente son amigos y familias, se mantiene una tradición de bailar el trompo y lo mejor es que éstos se elaboran en otra población tachirense, en Santa Ana, de manera artesanal, es decir, hechos a mano".

Tan importante es esta celebración para los lugareños que se erigió un gran trompo en la plaza del pueblo.
La organización comienza meses antes. Revisan el reglamento, las bases de competición y sobretodo, la logística de para que todos puedan disfrutar. Los equipos se preparan y no faltará el que rete a otro a "bailar el trompo en la uña".
Para la competencia se utiliza un trompo tipo estándar, mientras que los de mayor o menor magnitud se muestran en exhibiciones. No se trata solamente de amarrar el cordel y lanzarlo al piso. En la variedad está el entretenimiento.
Una de las apuestas consiste en ver quien lanza el trompo que dure más tiempo bailando. Otra de las competencia es ver a quien le dura más el tiempo el trompo bailando en la uña. También está la modalidad de agarrar el trompo con la mano y tirarlo al aire con el cordel.

De igual forma se hace la "Verónica", la cual consiste en tirar el trompo entre las piernas, de atrás hacia adelante y se para en la mano, como un torero. Otra de las formas de este popular juego es la raya, se hace una línea en la tierra sobre la que se colocan monedas y se va arriando el trompo hasta sacar la moneda de uno, si sobra.
Por su origen y por su aparición en Santa Ana del Táchira, el trompo se ha ganado el nombre "el trompo santanero". Virginia Vivas alcaldesa del municipio Córdoba es hija de don Eusebio Vivas. Ella creció junto a sus hermanos entre el olor de la madera y la pasión de su padre por el trompo.
"Mi primer juguete fue un trompo, mi padre y mis hermanos me enseñaron a bailarlo, nuestra mayor diversión era reunirnos todos y competir, el que ganaba era el que durará más tiempo con el trompo bailando", señala.
Virginia Vivas también se ha dedicado a mantener viva esta tradición, desde el año 1.994, todos los jueves santo de semana santa, se realiza "La vuelta al trompo" una competencia en la que participan al menos 10 equipos de 5 participantes cada uno, quienes recorren el pueblo y participan en las diferentes modalidades de este juego popular.

Fuente: LORENA EVELLYN ARRÁIZ |  EL UNIVERSAL


 
 
 
 
Regreso al contenido | Regreso al menu principal