La Pisca Andina - #Tochadasnetve

Vaya al Contenido

Menu Principal:

GASTROCHADAS
 

La Pisca Andina

El andino espera que la luz del sol le señale el camino, es silencioso, noble y trabajador, la montaña lo resguarda, el frío deja sus mejillas tostadas y su mirada profunda admirar cada día la maravilla de los páramos que conforman la cordillera de los andes...
Uno de los platos más representativos de los Andes venezolanos es sin duda La Pisca Andina, es un desayuno básico que se ha convertido en parte de la identidad tachirense. No hay local de comida típica ni parador turístico que no exponga la pizca en su carta En toda la región andina se acostumbra a tomar esta sopa como parte del desayuno el andino es amante incondicional de las sopas, ya que la zona andina es fría y es fácil de hacer ya que abundan las siembras de papas. Ideada para paliar el frío intenso de las zonas montañosas, la pizca es una sopa de la que nadie conoce a ciencia cierta su origen, pero que llegó para quedarse, pues no solamente lleva décadas siendo parte del arte culinario regional, sino que ha evolucionado para adaptarse a los nuevos gustos de la gente, una muy curiosa en que se refiere que en el Estado Trujillo se utilizan no huevos de gallina sino de una ave llamada pisco (Pavo) y lógicamente la hembra del pisco se le llama pisca y de allí viene el nombre.
Antes de comenzar la jornada, la pisca andina, trae calor al cuerpo la cual se suele acompañar de las famosas arepas de trigo, y de un queso blanco tan andino como la pisca y las arepas de trigo.
Esta receta no es difícil, más bien muy sencilla, pero realmente deliciosa para comenzar un día en donde la temperatura  se encuentre templada y como ya hace unos días el clima navideño  por estos lares, viene como anillo al dedo para comenzar cualquier día o jornada de trabajo, o los fines de semana.

Receta:

Ingredientes
4 papas blancas bien grandes cortadas en cubos
1 L de caldo de pollo concentrado
1 cebollín finamente picado
3 dientes de ajo bien machacados
Cilantro finamente picado al gusto
Trozos de queso ahumado cortado en cubos, al gusto
2 cucharadas de mantequilla
Leche
Sal y pimienta recién molida

Preparación

Coloque en una olla el fondo de pollo y las papas hasta que estas estén blandas. Aparte saltee en mantequilla el cebollín y el ajo y agréguelo a las papas y deje reducir; agregue sal y pimienta al gusto y luego la leche y el queso. Remueva con una paleta de madera hasta que el queso se derrita un poquito y cuidando de que no hierva, por último agregue el cilantro. Sirva bien caliente en platos de barro, para que conserve el calor. Acompáñela con arepas de trigo y natilla.
 Se pueden diferenciar dos tipos de pizca de acuerdo a sus ingredientes, negra o blanca. Para la negra sólo se coloca a hervir el agua, y se le añade cilantro y perejil, cebolla junca y sal al gusto. Mientras que la pizca blanca, es un caldo más elaborado que se prepara con un consomé básico de alguna carne, adobado con sal y cebolla junca; se le añaden las papas picadas, cilantro, una taza de leche y se retira del fuego -porque la leche puede cortarse si se deja hervir-. Por llevar leche, le llaman también cuajado. Y El caldo de papas, es la misma receta, con la diferencia de que el caldo debe ser de lagarto, costilla de res o pollo.


 
 
 
 
Regreso al contenido | Regreso al menu principal