Hospital General de San Cristóbal - #Tochadasnetve

Vaya al Contenido

Menu Principal:

MI TÁCHIRA
 


Atribuirle a la arquitectura la representación de los procesos más significativos de la economía, la política, la sociedad y la cultura de una ciudad se hizo corriente en el desarrollo de la modernización sancristobalense entre 1911 y 1961. La capital del Táchira, fue escenario de cuatro importantes acontecimientos urbanos arquitectónicos que dan cuenta de las formas arquitectónicas que asumió la materialización de obras públicas y privadas de la ciudad.
También fue notable la incorporación de espacios periféricos para las nuevas actividades de sus habitantes; la forma arquitectónica en semi-bloque del Hospital General fue una respuesta técnica para este tipo de establecimiento: alejar a los enfermos del bullicio y la agitada condición de centro de la ciudad, concentrar los servicios y áreas de hospitalización en un edificio en altura, de fácil  y rápido acceso en una moderna propuesta arquitectónica nunca antes ensayada en la capital del Táchira.
Durante la trasformación urbana y arquitectónica de la capital tachirense y como parte de la modernización de las estructuras administrativas del Ministerio de Sanidad y Asistencia Social (MSAS)
se desarrollo en el año de 1958 una de las experiencias arquitectónicas más significativas en la historia de la arquitectura de la ciudad: el Hospital General (actualmente Hospital Central). El mismo fue un proyecto realizado por la División de Instituciones Médico-Asistenciales (1946).
Este proyecto en semi-bloque  para San Cristóbal fue respaldado por las políticas de salud del Estado del programa de gobierno de Marcos Pérez Jiménez (1952-1958) y la consigna del Nuevo Ideal Nacional;  formó parte de “las nuevas construcciones médico asistenciales [que] están a la altura de las mejores  de su índole en las naciones más adelantadas y se lleva a cabo mediante un plan coordinado.
El edificio formó parte de una red de servicios asistenciales que cubrió  que cubrió todo el territorio nacional. Para la programación de actividades que alojaría el semi-bloque se consideraron las estadísticas aplicadas continuamente con el fin de atender las deficiencias en San Cristóbal del ámbito sanitario de manera racional y objetiva. Según la estadística del censo de 1941 vigente en 1947 la población del Táchira se estimó en 246.000 habitantes. Los datos sustentaban los programas, para ese tipo de edificaciones las cuales se realizaban sobre la base de los cálculos aplicados por los norteamericanos. Según esta metodología, solamente, era necesaria la cantidad de cuatrocientas cincuenta camas. Sin embargo, el edificio construido por el ingeniero Pedro Ortiz Roldán tras firmar un contrato en julio de 1953 fue identificado como “el Gigante Médico – Asistencial del los Andes, como es llamado el Hospital General de San
Cristóbal (…) la obra más grande realizada en su condición de profesional de la ingeniería (…) tendrá una capacidad para 560 camas, pero la capacidad  adaptable para 660 camas” desestimando la programación inicial.
Realizaron la programación y el ante-proyecto del Hospital General el 3 de julio de 1951. En esta Dirección trabajo el español Fernando Salvador (1896-1972) como arquitecto proyectista hasta 1959.
La experiencia de Salvador fue determinante para que se adoptara  este tipo de “semi-bloque” en el hospital de la capital del Táchira, como “el primero en su género existente en  Venezuela, por su moderna y poderosa estructura, por las recias líneas del proyecto arquitectónico, por su acabado, su dotación y la magnífica distribución  de sus servicios.
El semi-bloque del Hospital General de San Cristóbal se construyó en una superficie de cien mil metros cuadrados y con un área de cuarenta mil metros cuadrados de
construcción, en el sureste de la ciudad, “donde existió la granja del Ministerio de Agricultura y Cría en el Barrio la Concordia”, lugar muy populoso en los años  cincuenta gracias a las posibilidades de conexión con otras zonas de la ciudad a partir de la construcción del Viaducto al final de la Carrera 5, construido en el centro de la ciudad para conectarlo hacia el sur con la extensa área de la Concordia.
El progreso del Táchira se materializo, entre muchas otras obras, en la proyección del Hospital General para la capital de manera racional y moderna, en el cual se conjugaron todas las áreas del conocimiento de la arquitectura, la ingeniería y la planificación urbana con la modernización de la medicina y la incorporación de avanzada tecnología  para un edificio.

Fuente: Alfonso J. Arellano Cárdenas / Reinaldo Mendoza Ortos / Glenda M. López Carrero / Ana Elisa Fato Osorio / Heurística


 
 
 
 
Regreso al contenido | Regreso al menu principal