Fiestas de Calle y Toros - Copiar - #Tochadasnetve

Vaya al Contenido

Menu Principal:

TACHIRENSIDAD
 

Fiestas de Calle y Toros

El día 21 empiezan las verdaderas fiestas. A las 9 de la mañana hay paseo por las bandas de música que recorren alegremente las calles. Este paseo, que es acompañado de morteros y cohetes, se repite a las doce del mediodía y a las tres de la tarde se reúnen las bandas con los toreros, en determinado sitio (antes era en el Consejo Municipal), para allí partir hacia la plaza de toros.  En las barreras se colocan venta de refrescos, golosinas, empanadas, chicha espumante, helados. Etc., y debajo de los palcos abundan las cantinas bien provistas. Durante la corrida las bandas no cesan de tocar alternativamente y, dentro del ruedo, además de los toros, hay otras diversiones: palos y cochinos ensebados, cajas de sorpresas. Los toreros bufos constituyen uno de los motivos de mayor regocijo para chicos y grandes, lo mismo que las diferentes <<suertes>>, como las banderillas que pegaba (no se puede decir que colocaba) el minúsculo <<Platerito>>  metido dentro de un barril; las banderillas <<con la boca>> de Carrilito; la suerte de Tancredo que realizaba una mujer llamada la <<Sota>>; el salto de garrocha sobre el toro, el buchetamo que se deja lanzar por el aire por las astas del toro y, sobre todo, el acto de enlazarlo después de la lidia, pues casi nunca se mata al animal en la corrida. Para enlazarlo no había como el célebre y querido <<Mandúcado>>, quien al tirar la soga no erraba sino que enlazaba al animal por los cuernos como un avezado llanero. Los otros, aprendices, constituyen el hazmerreir de la chiquillería. Durante la corrida los capitanes del día obsequian a las damas y niños de los palcos, con dulces y bombones primorosamente presentados en vistosos estuches.
Esto se repite, con algunas variantes, todas las tardes del 22, 23, 24, 25 y 26 de enero. El 26, que es el día de los ganaderos y peseros, se coloca sobre el lomo del último toro una <<gualdrapa>> de cuero sobre el cual se pega monedas de distintos valores, a fin de que los arriesgados las desprendan con sus propias manos. Siempre se escoge el toro más bravo, pero al cabo de un rato se convierte en un juguete de la muchedumbre que se ha dispuesto volverlo <<bobo>> para poder disfrutar de las monedas.
Todas las noches hay retreta en las diferentes plazas, fuegos artificiales y exhibiciones cinematográficas, y durante el día las capitanías se dedican a celebrarlo con diferentes actos. La mayor parte visita los asilos y hospitales para llevar a los recluidos un obsequio, ya sea dinero o en objetos útiles y golosinas.
Se celebran tómbolas y verbenas con fines benéficos y hay también riña de gallos, partidos de baseball, carreras de motocicletas y bicicletas, carreras de encostalados, <<carreras de caballo y parada de burro>>, que consiste en dar un premio al último jinete en burro que llegue a la meta, y otras diversiones sanas y alegres. Durante las noches que abarca el ciclo de las fiestas, se celebran suntuosos bailes en los clubes Táchira, Demócrata, Latino, Etc. Hay también bailes populares en los cabarets y en las plazas.


Fuente: Anselmo Amado - así era la vida en San Cristóbal

 
 
 
 
Regreso al contenido | Regreso al menu principal