Diogenes Escalante - #Tochadasnetve

Vaya al Contenido

Menu Principal:

HISTOCHADAS
 

Diógenes Escalante y sus
camisas voladoras

A partir de la Revolución Liberal Restauradora en 1899, los tachirenses pasarían a ser protagonistas de la vida política del país, la hegemonía en el poder de los tachirenses fue de 46 años consecutivos hasta el golpe de estado al gobierno de Isaías Medina Angarita el 18 de Octubre de 1945, pero existió un hombre, un tachirense, que pudo cambiar la historia moderna del país, y se trato de Diógenes Escalante.
Diógenes Escalante Ugarte nace en Queniquea Táchira un 24 de octubre de 1879, amigo de la infancia del ex presidente Eleazar López Contreras, de familia liberal termina en el bando contrario al lado de Cipriano Castro. En las primeras décadas del siglo XX fundó y dirigió el periódico El nuevo Diario.
Se casó con Isabel Álamo Ibarra, con quien tuvo tres hijos: Bebel, María Teresa y Juan Escalante Álamo.
Renunció a su periódico y partió a Europa en una carrera diplomática que puso a su lado los intelectuales de la época y vivió de cerca la Primera Guerra Mundial. En París se consagró al estudio de la Ciencia Política y Social graduándose como Doctor en Ciencias Políticas. Amplió sus conocimientos de inglés, lo que le llevó a desempeñar el cargo de Ministro Plenipotenciario en Londres durante casi quince años. Posteriormente, el gobierno del General Juan Vicente Gómez le envió a Ginebra para defender los límites de Venezuela ante Colombia, lo cual ocurrió el 26 de enero de 1934.

Al morir Juan Vicente Gómez, Eleazar López Contreras, exalumno de Escalante y buen conocedor de sus facultades, le nombró Ministro de Relaciones Interiores y luego su secretario particular. Cuando llegó al poder el general Isaías Medina Angarita, con quien tenía amistad, Escalante dirigió trabajos en varias embajadas.
En 1945, como embajador en Washington D.C., acudió a la Conferencia Internacional de Seguridad de San Francisco como delegado por Venezuela, donde se estableció la Carta Magna de la Libertad como consecuencia de la Segunda Guerra Mundial. Durante el transcurso de la guerra, Diógenes Escalante sirvió como embajador en los Estados Unidos. Fue un fiel seguidor de las ideas americanistas, y siempre defendió la idea de la unión del continente.
El entonces Presidente de Venezuela, Isaías Medina, luego de un prolongado proceso en busca de su sucesor, propuso a Escalante como candidato por el partido gobernante PDV (Partido Democrático Venezolano) para las elecciones de 1946, a consecuencia de un artículo de prensa, que sugirió para el aún embajador la candidatura y que animó a un grupo de personas a respaldarla, logrando obtener 70 firmas. Días después, Escalante regresó al país con su familia. Esto lo convertiría en el virtual próximo presidente de Venezuela pues el PDV controlaba de manera casi absoluta el Congreso, cuyos integrantes, de acuerdo al sistema electoral imperante en ese momento en el país, serían los responsables de elegir por votación de sus miembros al Presidente que sustituiría a Isaías Medina Angarita.
Su eventual candidatura recibió el respaldo de una nueva agrupación política conocida como Acción Democrática. Luego de algunas dudas y cavilaciones Diógenes Escalante se dispuso a aceptar la candidatura presidencial y comenzar su campaña electoral.
Tras pocos días en Caracas y en medio de la agitación propia de las múltiples visitas, halagos y el arduo trabajo como candidato y futuro presidente, se hicieron notorios los síntomas de una grave enfermedad mental, que se manifestaron de manera crítica el día 3 de septiembre de 1945 cuando fue citado para reunirse urgentemente en el Palacio de Miraflores con el Presidente, el gabinete de gobierno y la dirigencia del partido PDV.
El secretario privado de Escalante, Ramón José Velásquez acudió al Hotel Ávila donde se hospedaba aquel para hacerle llegar la convocatoria pero se dio cuenta de que el aún embajador decía frases incoherentes y sin sentido. El retardo en la comparescencia de Escalante a la reunión, hizo que el Jefe de Edecanes del Presidente, Coronel Ulpiano Varela y el Ministro del Interior Arturo Uslar Pietri se comunicaran con Velásquez quien les informó lo ocurrido.

Una Junta Médica conformada por los médicos Rafael González Rincones, Vicente Peña, Miguel Ruíz Rodríguez y Enrique Tejera, certificó que Diógenes Escalante había perdido la razón. Esta noticia, hecha pública, provocó la consternación del gobierno y buena parte del país y dio al traste con su candidatura. Este hecho, marcó el final de su carrera política y de toda labor intelectual hasta el final de sus días. En un ocasional momento de lucidez, al comunicársele que debía someterse a tratamiento, pidió a su esposa que avisara a sus partidarios que le perdonaran «por no responder al honor que me hacían al poner en mis manos el destino de Venezuela», como dijera él mismo.
El partido PDV, entonces convocó una nueva reunión para designar un nuevo candidato, que resultó ser el Ministro de Agricultura, Ángel Biaggini, pero esta candidatura no fue bien recibida por los opositores del Gobierno y, de hecho, no tenía suficiente aceptación en los distintos sectores de la sociedad. Se considera que este hecho y la repentina enfermedad de Escalante desencadenaron el golpe de estado del día 18 de octubre de 1945 contra Medina Angarita
Pero Escalante no tendría noticias de ello. Salió de Caracas diez días después, en el más absoluto de los olvidos, a bordo de un avión enviado por su amigo personal, el presidente norteamericano Harry S. Truman  quien había conocido a Escalante durante su labor como Embajador de Venezuela en Washington.
Falleció en Miami el 13 de noviembre de 1964 sin poder recuperar su salud mental.

Fuente: Wikipedia.


 
 
 
 
Regreso al contenido | Regreso al menu principal