Bracho el ingeniero - #Tochadasnetve

Vaya al Contenido

Menu Principal:

TACHIRENSIDAD
 


Bracho fue uno de los personajes más populares de San Cristóbal uno de los locos de la ciudad más conocidos por la población san cristobalense, el se encontraba en la esquina de la calle 15 con quinta avenida, se podia hallar de vez en cuando en la Avenida Carabobo y el Mercado la Guayana.  Su verdadero nombre es Germán Antonio Bracho, pero, muchos lo conoces como Bracho o el ingeniero Bracho.
Con una mirada triste pero a la vez despreocupada este humilde ciudadano que pedia limosna en todos sus alrededores para poder alimentarse, exhibe una larga barba, y un olor no muy agradable, sin embargo llena de incoherencias sus palabras, expresa locura y expone frases bastante realistas, que todos los ciudadanos saben conocer. Muchas de las personas que habitaban cerca de él o que llegaron a conocer a Bracho dicen que gano la locura después de haber estudiado ingeniera y complicados temas durante muchos años, pero Bracho aseguraba que él no era ingeniero, solo leyó sobre física, química y psicología. Este hombre cansado y abandonado hablaba siempre de una vida espiritual y se ponia en manos de Dios y la Virgen que según él son sus únicos padres.

Pero Bracho tuvo uno padres de carne y hueso que por ahora no se sabe muy bien de ellos, contaba que cuando era niño su padre se fue y lo dejo con su madrastra que murió a sus trece años, de un cáncer intrauterino, su vida infantil y adolescente estuvo llena de despedidas según su propia visión.
Para muchos, Bracho estaba en la calle para conocer gente y pedir dinero, pero a él no le gustaba hablar con las personas solo lo hace por necesidad, manifiestaba dos cosas: "mi signo es así por eso no tengo amigos", "me recriminaban mucho, todo era malo, yo soy solo y no creo en nadie". Este hombre firme parecia molestarse si hablaba un tiempo prolongado con otras personas, es serio y casi no ríe, sin embargo tiene sentimientos como muchos. Y es que Bracho soñaba con un hogar, porque a veces las noches vienen con mucho frio. El suelo de un garaje que tiene una aleta de techo hacia la calle era su humilde morada, desde hace años no se le ve en las calles, dejo de vagar por ellas, nadie sabe donde esta bracho, todos por la zona donde frecuentaba suponen que al fin descanso que fue a un mejor lugar a donde seguramente consiguió el hogar que tanto añoraba.


Por Laura Gutiérrez
Lalita84@hotmail.com
foto: Diario Los Andes

 
 
 
 
Regreso al contenido | Regreso al menu principal