¡Gochos Arrechos! - #Tochadasnetve

Vaya al Contenido

Menu Principal:

TACHIRENSIDAD
 

"GOCHOS ARRECHOS"

A partir de los sucesos acontecidos en el Táchira, en febrero del 2014 bueno la verdad ya ni recuerdo cuando terminaron…, que popularmente llevaron el nombre de “Guarimba”, y aunque en varias partes del país paso este hecho radical de protesta, fue el Táchira sus génesis. Donde comienza y en donde es más radical;  a partir de ahí este fenómeno comunicacional global como son las redes sociales, comenzó a llamarse a los tachirenses “Gochos Arrechos”, hasta convertirse  en una tendencia.
Obviamente en un país tan pero tan  polarizado políticamente, para los afectos al gobierno, estos eran unos bandidos con miles de defectos. Para los opositores al gobierno eran héroes con miles de  atributos, ahora una cosa aquí entre nos, ni afirmando ni contradiciendo ninguna de las 2 opciones de concepto que nos presenta el oficialismo o la oposición, hay muchas imágenes en mi cabeza como ver mover una piedra gigantesca o un conteiner a pura fuerza; te saca un muy fácil “Uy… que arrecho...!”.
Entonces me llevo a pensar, en esos momentos de ocio; ¿El Gocho es Arrecho?  Por lo que te lleva a analizar toda la frase. No debe de ser muy complicado son solo 2 palabras: Gocho y Arrecho, ok fácil comencemos con “Gocho”.
¡Muy bien! esto es una palabra que con el tiempo ha pasado a formar parte del gentilicio andino para todos los que somos oriundos de los Andes Venezolanos. Pero la verdad es que el origen de que nos llamen así es a partir de 1899 en la Revolución Liberal Restauradora, los tachirenses toman el poder absoluto del país; el primero es el Cabito Cipriano Castro, y en un altercado con los banqueros caraqueños, en donde los puso a desfilar por las calles de Caracas en fila india, con grilletes, después de estar unos días presos, la sociedad caraqueña de esa época comenzó a llamar a aquellos hombres que ahora ostentaban el poder central, “Gochos” que como aparece en el diccionario de la Lengua Española es una forma de decir: Cerdos o Cochinos. Era una forma de rechazar el actuar de este nuevo grupo de personas que provenían de una remota muy remota región de Venezuela, como lo era Táchira.

Entonces hay que aclarar en un principio que al quien se le llamo Gocho, fue a los tachirenses, que pasa, los Andinos fonéticamente nos parecemos en nuestra forma de hablar, tanto los merideños, como los trujillanos, aunque no sea idéntica, pues también heredaron por ser vecinos,  dicho sobre nombre; Ya con el tiempo esto ha pasado a ser una especie de gentilicio, que se debate, entre a los que no les gusta, y a los que les da igual y ahora los que los llevan con orgullo, la verdad pues está en cada quien si les gusta o no ser llamados así.
De 2 ya llevamos 1 analizada; ósea el 50%, pues bien el origen de ser llamados, “Arrechos”, me permito recordar de nuevo lo que describí antes, cuando ves imágenes de lo ocurrido en el primer trimestre del 2014 de acuerdo o no con la posición política, perdón como aprendí de Kike Rosales la política es una ciencia, esto es mero partidismo.
Que mover una roca gigantesca o un conteiner por un grupo de personas, te saca un “que arrecho”, pero para mí, este no podía ser el origen del arrecho para el tachirense, tenía que ir más allá, y me pregunte a mí mismo, ¿mi mismo este hecho fue lo que nos hizo arrechos..?, y adivinen cual fue la respuesta de mi mismo… un contundente No.
Obviamente le pregunte porque y comenzó a recordarme personajes, situaciones, hechos, que ocurrieron en nuestra historia.
Me recordó de La Revolución Liberal Restauradora, al mando de Cipriano Castro. Que arranco con 60 hombres para derrocar a un presidente, 60, es que un partido de futbol en Plaza Venezuela o en Puente Real convocan más gente que arrancar solo 60 hombre que de paso los más viejos eran Cipriano Castro y Juan Vicente Gómez; con 40 años de resto entre 15 a 23 años, es decir 58 jóvenes y 2 viejos… bueno, bueno…  58 jóvenes, 2 “Adultos Contemporáneos”; lo corrijo por aquello que no quiero herir a nadie.
En este  mismo  orden de idea se resume que  al final sumaron más de 2000 a su causa hay que destacar que arrancaron (60) y no solo fue que lo intentaron, sino que lo lograron… y para eso hay que ser “Arrechos”.
Después viene Gómez y pues dura días más, días menos 27 años en el poder. En lo personal a mi me encanta este capítulo de la historia, y ya les cuento porque, es por el hecho que como siempre nos contaron la historia, porque siempre no las contaron muy por encimita, muy censura A, y he aquí un ejemplo: Les pregunto a ustedes, nos dicen que el Presidente Cipriano Castro fue Alemania hacerse una operación y su compadre lo derroca y no vuelve al país, ok alguna vez le contaron ¿Cuál fue esa operación que se fue hacer el Cabito a Alemania?. A bueno ven es que Castro va a operarse de una muy rara enfermedad, votaba gases por su órgano genital, ósea en palabras de Castro “El Pito me Pea…”, ven como la historia es interesante, solo que no la cuentan completa. Pero volviendo al Benemérito el cual podríamos hablar bueno hasta el cansancio; porque con Gómez pasa algo muy curioso su historia está llena de relatos que van desde lo real hasta la fantasía. Con decirles que llegados los Tachirenses a Caracas les decían los escupe sangre y resulta que lo que estaban escupiendo era Chimú por este hecho podemos sacar cuentas de cuanto mito existía alrededor de este hombre y sin internet. Y es tan así que existen estampitas y hasta una capilla donde se le adjudican milagros, y es que en 27 años al frente del poder en el país, es normal que tenga centenares de historias, buenas y malas, pero igual para durar 27 años en el poder hay que ser “Arrecho”.
Ahora le toca el turno al bate, al flaco, o mejor dicho al Ronquito, y no es otro que Eleazar López Contreras, fue el primer presidente en hablar por radio, y cuando fue, bueno tras la muerte de Gómez, el país cayó en frenesí, en anarquía pura, un país, lleno de muchas dudas y de mucho desorden, aparece hablando por primera vez en la radio, Quien Manda como solía llamarse popularmente al presidente de  la Republica , y con su voz ronca, en su discurso llama a la “Paz y a la Cordura”, en ese momento todos quedaron quietos en primera, y para hacer eso señores hay que ser “Arrecho”.

El Ronquito cumple su periodo y le deja el coroto a otro Tachirense, Medina Angarita, porque desde que llegamos al poder no lo soltábamos y es que estábamos aferrados a esa silla, en la que muchos se han querido sentar, y no era para menos ya era el 4to presidente Venezolano, nacido en el Táchira, de forma consecutiva y de todos los anteriores este fue el más por así decirlo “suave” bueno lo digo por su forma de gobernar y comenzó con él, la gran transformación del país no solo es lo estructural, sino la manera de gobernar, dio libertad de prensa absoluta y para hacer eso hay que ser “Arrecho”.
Medina le dan un golpe de estado poco antes de terminar su periodo presidencial, entre esos que  estaban en el golpe estaba un militar, chiquitico él, tipo tornillito de lente, tarzan de bonsái, kingkong de maqueta,  que estaba recién llegado de Perú, y no es otro que Marcos Pérez Jiménez, él único golpista con cuatro golpes exitosos, es decir el derrocamiento de Isaías Medina Angarita; derrocamiento de Rómulo Gallegos; el caso de las elecciones constituyentes con Jóvito Villalba, y luego después el plebiscito, claro el también es derrocado por un golpe de estado militar, porque “A quien a hierro mata no puede morir a sombrerazos”,  ese partido vino quedando 4 a 1 por así decirlo, y con sus miles de defectos que trae una dictadura concreto la trasformación del país que había iniciado Medina Angarita, el país lo lleno de obras de gran envergadura  que hoy en día siguen estando en vigencia, si, a más de medio siglo siguen estando en vigencia, ok vamos a ser un ejercicio de relajación  inhalar, exhalar…  más de medio siglo y siguen en uso… Bueno dejemos eso así de ese tamaño, volvamos a Pérez Jiménez y es que es el único venezolano en la historia que fue inhabilitado por la constitución  para cualquier cargo público, es decir que le tenían miedo, y cuando le preguntaron si le ofendía que lo llamaran dictador, contesto sin ningún tipo de vacilación “No me ofende no existen Dictadores Pendejos” y para todo eso hay que ser Arrecho.
Ahora bien llega 1974, y llega a la silla de la casa de Doña Jacinta, otro tachirense a pesar de haber pasado 75 años desde que llego Castro con su patota de tachirenses para adueñarse del país, pero aunque es el 6to tachirense en ser presidente de la republica es el primero en llegar a este cargo por elección popular y el primero en ser reelegido, al contrario de  Pérez Jiménez,  que salió bueno para dar golpes de estado, este salió bueno fue para aguantarlos, unos nacen para martillo y otros para clavo. Venezuela es conocida por 2 razones en el mundo la primera obvia y más importante por sus mujeres y la segunda por su petróleo, lo menciono porque la historia de los tachirenses en el poder está entrelazada con el petróleo y aunque años antes de que llegáramos al poder, ya se sabía de la existencia de petróleo, dicho sea de paso descubierto en el Táchira, va a formar parte esencial, de los gobiernos de los coterráneos, es que Carlos Andrés nacionaliza el petróleo lo cual para todo eso “Hay que ser Arrecho”.
En 1993 Carlos Andrés Pérez es destituido como Presidente de la Republica, y quien es escogido para un gobierno de transición, el que hasta los momentos es el último tachirense en ser Presidente, Ramón J. Velásquez, uno de los mejores historiadores del país, que vivió como protagonista etapas transcendentales en la historia de nuestra Republica y es que la política venezolana siempre ha sido muy polarizada y este señor siempre fue respetado por todos y para hacer eso en este país, “Hay que ser arrecho”.

¡Ah! y otra pingaita, es que mientras en la silla más importante del País, estaba sentado un tachirense, fue cuando más trasformación y progreso tuvo el Táchira, tuvimos la suerte de que nunca se olvidaron de la tierrita.
Claro arranqué nombrando a los Presidentes tachirenses, pero eso no es lo único que recuerdo cuando, me pregunto si en verdad somos Arrechos, no podemos olvidar al más universal de los Tachirenses ese que dijo "En toda pelea buena uno tiene que meterse”, y no es otro que el “Don Quijote Militar”  Rafael de Nogales Méndez con una vida llena de aventuras y batallas en 1902 en la Revolución Libertadora de Venezuela; en 1904 en la guerra ruso-japonesa, peleó junto a los españoles contra la invasión de Estados Unidos a Cuba; un traficante de armas en la frontera mexicana; un vaquero en Arizona y minero en California; cazador de ballenas en Alaska y de jabalíes en el Jordán; un espía en la guerra chino/japonesa, y un alto jefe militar en las filas del ejército Otomano y en las Fuerzas Expedicionarias Persas de la Primera Guerra Mundial; fue guerrillero en la Revolución Mexicana y en la Nicaragua de Sandino, fue nombrado gobernador militar turco en la península del Sinaí y mis amigos para tener esa hoja de vida ¡Hay Que Ser Arrecho!.
Y es que son muchas las cosas, vemos la historia del Velódromo J.J. Mora y es tienen que saber porque se construyo.
El Velódromo se construye para el Mundial de Ciclismo de 1977, era la primera vez que América Latina y desde luego, Venezuela, tenían el privilegio de montar este campeonato, era algo único en toda la historia deportiva del país, eso es lo oficial, ahora les voy a contar algo, aquí entre panas, y es que cuando consiguieron que se realizara el mundial aquí en San Cristóbal, “No” teníamos Velódromo, ese grupo de tachirenses que viaja a Canadá, con la meta clara de conseguir que el mundial de ciclismo, se realizara en el Táchira, solo contaban con una gran convicción de querer realizar ese magnánimo evento, bueno con convicción y con fotos de Caracas indicando que era San Cristóbal, pero  lo consiguieron y para eso “Hay que ser Arrechos”.
Hoy en día, como dirían los Abuelos “Juramos y comemos mocos”, que el Sambil es como nuestra graduación de ciudad, es como para ser ciudad hay que tener uno de estos, es que no hay forastero, que no lo inviten para el centro comercial, es enserio, nos vanagloriamos con ello, era un grito de desespero al país, un “Mírenos somos importantes, tenemos un Sambil”, pero vuelvo a decir “No”. Y es que Sí existe un evento que nos transformo de pueblo a ciudad, pero no fue un centro comercial, fue una feria patronal, que ya paso del medio siglo desde que cambio a Feria Internacional y no es otra que la de San Sebastián, y es que un grupo de jóvenes vieron en ese evento, la manera de cambiar ese estatus de pueblo a ciudad, y con gran voluntad sin ningún otro interés que ver el progreso de su ciudad, pusieron empeño, hasta lograr cambiar su villa, en una ciudad y para eso “Hay que ser Arrecho”.

No podemos pasar por alto la historia de la Universidad Experimental del Táchira, porque nosotros no pedimos una universidad la exigimos, ¿Cómo? bueno, en 1974 un acontecimiento inédito de la época contemporánea con un paro cívico de la sociedad tachirense tuvo el propósito de influir en el Consejo Nacional de Universidades para que se aprobara la creación de una universidad para el Táchira y es que si alguna universidad puede decirse que representa la exigencia de una ciudad es la UNET y para eso “Hay que ser Arrechos”
 Y es que tenemos como esas historias muchas más, en lo político, en lo deportivo, en lo musical, en lo intelectual, en lo cultural.
La primera mujer piloto acrobática fue Tachirense, ni hablar de lo hecho por Ríos Reina, Miguel Ángel Espinel, Don Chucho Corrales, Pedro León Zapata, Manuel Felipe Rúgeles, Laureano Jaimes, Samuel Darío Maldonado, Carlos Rangel Lamus, Leonardo Ruiz Pineda y para hacer lo que ellos hicieron “Hay que ser Arrechos”.

Pero en conclusión a la pregunta, para mí es un contundente “Si, Somos Arrechos”,  y es que al ver todas esas historias juntas es imposible decir que no, y eso solo es una parte de lo que hemos pasado, de dónde venimos.

Así que ¿Somos Arrechos? Claro siempre lo hemos sido, no lo olviden.


 
 
Regreso al contenido | Regreso al menu principal